¿Qué verificamos?

Disney reconoce que cometió «un gran error» al apoyar el ideario LGTBI porque ello le provocó «pérdidas devastadoras», según admite el director ejecutivo de la compañía.

Conclusión

Es falso. El artículo procede de una publicación satírica, el supuesto directivo no existe y Disney ha aumentado tanto su beneficio como el número de suscriptores de su plataforma.

EFE Madrid |

Disney no ha reconocido que cometiera «un gran error» al promover ideas de los movimientos LGTBI porque ello le hizo sufrir «pérdidas devastadoras», como afirma una publicación difundida en redes sociales en España y América Latina que procede en realidad de una web satírica estadounidense.

Numerosos internautas han compartido la captura de un artículo en español titulado: «Después de pérdidas devastadoras, el CEO de Disney admite que la compañía cometió ‘un gran error’ al impulsar la agenda de género». Bajo el titular destaca una foto de quien se identifica como «Joe Barron, director ejecutivo» de Walt Disney Company.

«Se merecen esas pérdidas por jugar con la inocencia de la infancia» y «querer imponer una idea a la fuerza», afirman algunos perfiles de redes sociales en España y América Latina al compartir este artículo, en el que se atribuye al consejero delegado de Disney el reconocimiento de que su empresa «tomó una decisión precipitada y ya se arrepiente».

«La gente dice que quiere estas cosas, luego lo hacemos y el parque pierde la mitad de sus visitantes en una sola tarde», continúa Barron en este texto, antes de añadir: «La gente comenzó a salir cuando Ariel salió ondeando una bandera del orgullo».

A continuación, el artículo afirma que «las acciones de Disney se han desplomado más del 70 %», que la asistencia de visitantes al parque «se ha reducido en más del 50 %» y que «9,1 millones de personas cancelaron sus suscripciones a Disney+».

Una web satírica estadounidense

En realidad, el artículo se basa en una publicación satírica estadounidense que utilizó el nombre ficticio de Joe Barron para atribuirle unas declaraciones que no ha realizado ningún ejecutivo de Disney, compañía que a su vez ha aumentado sus beneficios y el número de suscriptores de su plataforma Disney+, en contra de lo que sostienen las afirmaciones virales en internet.

Según ha comprobado EFE Verifica, la publicación difundida en redes es la traducción de un artículo en inglés de la web satírica «USA Taters», que advierte expresamente a sus lectores de que todo su contenido es ficticio y que se define, en su apartado «Quiénes somos», como filial de «America’s Last Line of Defense», una «red de parodia, sátira y payasadas».

El texto original en inglés de USA Taters añade además detalles no incluidos en su versión viral en español que son claramente humorísticos, como que Universal Studios pondrá fin al monopolio de entretenimiento infantil de Disney con la apertura, «justo al final de la calle», de un nuevo parque con «atracciones anticuadas» para que los visitantes de Disneyland «se sientan bienvenidos», en el que ofrecerá «un montón de cosas de imitación de Disney».

Captura del texto original de USA TATERS.

A su vez, «USA Taters» -apelativo despectivo con el que se refieren en algunos ámbitos a los ultraconservadores estadounidenses- muestra junto a las firmas de sus artículos -en este caso, el nombre ficticio «Flagg Eagleton-Patriot»– categorías que indican claramente que el texto es «sátira» o «ficción».

¿Quién es el director ejecutivo de Disney?

Entre las invenciones del artículo figura la del supuesto director ejecutivo de Disney llamado «Joe Barron», un nombre que la web satírica repite en distintos contextos en otros artículos humorísticos y que no se corresponde con ningún directivo de The Walt Disney Company.

En cambio, la foto que acompaña al artículo sí muestra a alguien que fue director ejecutivo de Disney, Robert Iger, quien fue sustituido el 25 de febrero de 2020 como consejero delegado por Bob Chapek y pasó a ejercer el cargo de presidente del Consejo, un puesto que a su vez abandonó el 31 de diciembre de 2021 y que desde entonces ocupa Susan Arnold.

Captura de la web Getty Images de Bob Iger.

De hecho, el buscador de Google no conduce a ningún resultado que relacione Disney con el nombre de Joe Barron, una identidad que el autor ficticio «Flagg Eagleton-Patriot» suele repetir en otros artículos, como en un texto en el que se menciona a un supuesto portavoz de Donald Trump llamado igualmente «Joe Barron».

Ni pérdidas devastadoras ni caída de suscriptores

Tampoco es cierto que la compañía haya sufrido pérdidas, que sus acciones se desplomaran en Bolsa «más del 70 por ciento» o que millones de personas cancelaran sus suscripciones a Disney+.

En un mercado bursátil a la baja en términos generales, su cotización en la Bolsa de Nueva York retrocedió un 20,4 % en los últimos tres meses, hasta los 113,50 dólares por acción, pero los beneficios del grupo Disney en el primer semestre de su ejercicio fiscal de 2022 (hasta finales de abril) alcanzaron los 1.574 millones de dólares, lo que supone un 71 % más que en el mismo periodo de 2021.

Y las suscripciones de su plataforma de contenidos digitales Disney+, lejos de disminuir, crecieron en 7,9 millones de nuevos abonados durante el último trimestre, hasta alcanzar los 137,7 millones de suscriptores, por encima de las previsiones de los analistas.

La polémica ley que enfrentó a Disney con el gobernador

El contenido satírico que ahora se ha difundido como supuestamente real sobre el presunto arrepentimiento de Disney tiene como trasfondo el enfrentamiento entre este grupo empresarial y el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, que promulgó el pasado 28 de marzo la polémica ley popularmente conocida como «Don’t Say Gay» («No digas gay»).

Esta ley, que entrará en vigor el próximo 1 de julio, impedirá que los maestros aborden la identidad de género y la orientación sexual en las aulas con alumnos menores de nueve años y, a partir de entonces, solo podrán hacerlo de una forma «apropiada para la edad», lo que provocó el rechazo de los movimientos en defensa de los derechos LGTBIQ+ a una norma que «podría invisibilizar» a este colectivo.

Ante el malestar expresado por los trabajadores de la cinematográfica Pixar y de otras compañías del grupo, Disney -la mayor empresa de Florida por número de empleados- mostró su rechazo a la nueva ley y anunció además que cancelaba sus cuantiosos donativos políticos en ese Estado. Como represalia, el gobernador DeSantis ha promovido la supresión del distrito especial que concede autonomía a la multinacional en torno a sus parques temáticos en el área de Orlando.

En conclusión, ningún directivo de Disney ha declarado que la compañía «cometió ‘un gran error‘ al impulsar la agenda de género» ni este grupo ha sufrido «pérdidas devastadoras». El artículo vitral en redes sociales proviene de una web de noticias satíricas donde se bromeaba sobre la situación creada tras el rechazo de la compañía a la ley promulgada por el gobernador de Florida para restringir los contenidos educativos relacionados con la identidad de género.

Fuentes:

Búsqueda inversa en Google Imágenes.

Publicación de CNBC: «Disney recupera terreno en Netflix con grandes adiciones de suscriptores de Disney+»

Artículo de USA Taters: «Después de pérdidas devastadoras, el CEO de Disney admite que la compañía cometió ‘un gran error’ al despertarse».

Información de Admiral Markets: «5 Razones para Comprar Acciones de Disney en 2022».

Datos de Yahoo Finance y Statista.

Datos sobre las ganancias de The Walt Disney Company.

Imágenes de Getty images de Robert Iger.

Informaciones de EFE.